Como hacer salsa agridulce casera

¡No olvides compartir esta receta!
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

¿Te apetece un buen plato de arroz chino?, y que decir de un delicioso chop suey o unas lumpias. Son las comidas perfectas para compartir en un agradable fin de semana. Bien sea en una cena o almuerzo estas deliciosas comidas rápidas de origen asiático-oriental se convierten en una opción para nuestra cocina.

Sin embargo estas recetas tienen algo en común, algo que permite culminar a la perfección el toque asiático que quisiéramos trasmitir, nos referimos a la salsa agridulce, y es que un plato de arroz chino sin salsa agridulce sería un plato incompleto.

Su sabor y la variedad de gusto que da a tus comidas, harán de esta salsa una de las preferidas en tu mesa. En efecto por medio de este articulo aprenderemos como preparar esta salsa de manera sencilla y rápida, para así no tener la necesidad de correr al mercado para conseguir una, o solo comerla si vas a algún restaurant oriental.

como hacer salsa agridulce

Ingredientes básicos de la salsa agridulce:

  • 10 cucharadas de agua.
  • 8 cucharadas de azúcar.
  • 16 cucharadas de salsa de tomate.
  • 4 cucharadas de salsa de soja.
  • Una cucharada de vinagre blanco.
  • 1 cucharada de maicena.
  • 1 cucharada de zumo de naranja.
  • Una pizca de sal.

 Como preparar salsa agridulce:

Como hacer salsa agridulce casera 1

Resulta muy sencillo su preparación, comienzas por colocar en una olla de tamaño promedio a la cantidad que deseas preparar de salsa el agua junto a el azúcar, y revuelve hasta que esta se haya diluido completamente.

Seguido de este paso, procedes a colocar los demás ingredientes, como la salsa de tomate, y la salsa de soja junto al vinagre y el zumo de naranja, como último, una vez añadido y disuelto todos los ingredientes, culminaremos colocando la maicena, todo esto a fuego medio hasta que hierva.

Una vez cocido todos los ingredientes, esperas unos minutos a fuego lento mientras le añades la pizca de sal, sin olvidar verificar que su sabor sea el que deseamos, su tiempo de cocción son de 10 a 15 minutos, según la cantidad de salsa que hagamos.

Esta es sin duda una de las más sencillas preparaciones asiáticas hechas en casa. Pero su utilidad es infinita, no solo puedes acompañarlas con los platos antes mencionados, si no como aderezo para pasteles salados, ensaladas o carnes, sean blancas o rojas.

Platos de gran categoría en el mercado suelen ser famosos gracias a esta interesante salsa, es hora de que utilices esta práctica receta para hacerlo en casa. Un pollo agridulce o costillas de cerdo bañadas en esta salsa, pueden ser ideal para celebrar esa graduación o ese tan anhelado aniversario.

No olvides tu toque personal, si añades una pizca de pimienta y condimentos al gusto, podrás crear una salsa con un toque picante, ideal para una buena parrilla o un buen pescado al vapor. Trozos pequeños de cebolla, o aliños previamente sofritos pueden aplicar textura a esta salsa.

Atrévete a variar tus menús junto a esta preparación, veras lo sencilla y exquisita que resulta ser, además de lo fácil de sus, materiales.

 

¡No olvides compartir esta receta!
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin